Almeja Fina

Un auténtico manjar de agua dulce, con un sabor a mar intenso y una textura tan firme como tierna. Un alimento idóneo para consumir en crudo.

Total: Unidad

Acerca del producto

¿Por qué deberías probarla?

  • La almeja fina posee una calidad superior siendo la preferida por los amantes de la gastronomía de mar.
  • Tiene un porcentaje de grasa significativamente menor a otros moluscos.
  • Gran aporte nutricional, la almeja fina es un alimento rico en proteínas, vitaminas, hierro, yodo y potasio.
  • Es el molusco que conserva sus propiedades y sabor por más tiempo fuera del agua.
  • Al natural o con limón, con arroz, asadas o simplemente al vapor con un toque de vino blanco, posee una gran versatilidad.

¿Cómo las recibirás?

Del mar a la puerta de tu hogar, vivas, por lo que recomendamos consumir en un plazo no mayor a 2 días. Estarán previamente depuradas, es decir, que no tienen arena por lo que no será necesario introducirlas en agua y sal.

¿Qué cantidad es la adecuada?

Todo dependerá de cómo las quieras preparar y de su tamaño. Estimamos ½ kilo para 2 o 3 comensales. Recomendamos las almejas pequeñas para recetas elaboradas y las grandes para disfrutar en crudo.

¿Y su conservación?

Idóneamente conservarlas en una temperatura de entre 2-4 grados, no congelarlas crudas. Recomendamos desechar las almejas que estén rotas, abiertas cuando las manipulas o que estén cerradas incluso luego de cocinarlas.

Curiosidades

  • La almeja fina es un molusco bivalvo que pertenece a la especie Ruditapes decussatus.
  • Tiene una concha alargada que puede llegar a medir aproximadamente 7 cm.
  • Se suele encontrar en el mar Mediterráneo, océano Atlántico y mar del Norte.